¿Cómo Saber A Quién Creerle?

Existe demasiada información disponible,


Ahora mismo, mientras lees este artículo, puedes acceder a miles de otros artículos, videos, noticias, entretenimiento, datos históricos, fotos, etc. Gran cantidad de información está disponible de manera instantánea, fácil, y la gran mayoría es gratis.


Para fines prácticos, podemos decir que toda la información está ahí. El problema no es de escacez sino de extremada abundancia de información, lo que paradójicamente se convierte en falta de información, porque al ser demasiado trabajo discernir entre todas y cada una de las fuentes , separando lo relevante de lo que no es, lo que está lleno de sesgos y distorsiones de lo que es más riguroso y serio. Esto es lo que está dentro de la categoría de “capacidades de procesamiento de información”.


¿De qué sirve tener tanta información a nuestra disposición si no contamos con la capacidad de procesarla y generar sentido y significado a partir de ella?.


Al estar expuestos a tal cantidad de información sin precedentes en la historia de la humanidad, tenemos dos opciones: aplicar EPISTEMOLOGÍA, es decir, TEORÍA DEL CONOCIMIENTO, rama de la filosofía que se ocupa de cómo es que llegamos a saber lo que sabemos, cómo puedes estar seguro de que lo que sabes lo sabes , y qué fundamentos tienes para creer que lo que crees cierto es realmente cierto.


La otra opción, que es la que la mayoría de la gente está eligiendo, es el PENSAMIENTO TRIBAL, esto es, pensamiento colectivo de grupos, “nosotros” versus “ellos”. Esto es en parte porque un trabajo epistemológico es justamente eso: TRABAJO. Por otra parte, el pensamiento de grupo es más fácil y reconfortante en el corto plazo, pues no tienes que hacer un largo proceso de someter a examen las fuentes de la información que estás recibiendo.


Este examen incluye hacer la comparación con otras fuentes de información que digan exactamente todo lo contrario de lo que dice la primera; además significa preguntarse cuál puede ser el incentivo de esa fuente de información, pues usualmente no es sólo informar por amor a la Verdad. Siempre hay algún tipo de "agenda" que el informante está tratando de avanzar. Pueden co-existir varios motivos, además del que se declara explícitamente.


Por ejemplo, yo escribo este artículo como una manera de informar y educar sobre un asunto que considero crucial a nivel planetario, que es dejar de descansar tanto en el pensamiento grupal que polariza la sociedad, y comenzar a cuestionar las bases de lo que creemos ser cierto (epistemología). Pero al mismo tiempo tengo una motivación de escribir artículos regularmente para mantener activa la página y lograr que tenga un flujo creciente de lectores. Además, junto con eso, puedo tener una motivación de desarrollarme en mis habilidades como escritor, y también obtener cierto reconocimiento como alguien que escribe sobre temas profundos y de utilidad para el bienestar (reputación y reconocimietno). Puedo tener además otros motivos que no estoy mencionando.


El punto es que esto aplica para todas las fuentes de información. Las noticias y los estudios científicos tienen una AGENDA, MOTIVACIONES e INCENTIVOS que van más allá de que tú sepas qué es lo que está pasando en tu país y en el mundo. Hay motivaciones que tienen relación con los anunciantes, con maximizar tiempo en el sitio (o canal) , agendas valóricas o políticas que están tratando de ser avanzadas, etc.


Todo eso es demasiado trabajo y casi nadie quiere hacerlo, entonces es más fácil desertar de tu capacidad de procesamiento de la información y elegir una tribu, que haga eso por ti y simplemente suscribir a eso. Eso también puede ser la ciencia. La mayoría de las personas no han hecho ningún tipo de ciencia o investigación por su cuenta. Sólo confían en la ciencia como antes se hacía con el sacerdote o el chamán o el amo.


Detrás de cada estudio que publica tales o cuales resultados y conclusiones, hay una agenda de intereses particulares, que en la mayoría de los casos no es el conocimiento de la verdad, sino la solución de algún problema determinado, o la demostración de alguna teoría, pero los límites de la teoría están dados por los límites del paradigma bajo el cual se esté operando. El paradigma define cuáles son o no son problemas, qué es lo real y lo que no, y por lo tanto define hacia qué se va a dirigir la atención para investigar.


Igualar “estudios científicos" con la Verdad es un tremendo error. Por cada estudio que "demuestra", sólo por dar un ejemplo, la eficacia del uso de mascarillas para reducir la propagación del COVID-19 , existen otros tantos que “demuestran” exactamente lo contrario. Ese no es un problema de la ciencia solamente, sino de quien la interpreta. Podemos usar los resultados de un estudio científico para apoyar un argumento o para sentirnos más seguros en nuestro pequeño nicho ideológico, pero eso no debe confundirse con la Verdad.


En definitiva, en todos los ámbitos nos encontramos con esta disparidad de perspectivas e interpretaciones, lo cual puede dejarnos extremadamente confundidos, al punto de la resignación, lo que conduce a renunciar a cualquier intento serio de dar sentido y comprender lo que está pasando en el mundo, delegando esa función a un otro, que puede ser alguien percibido como autoridad en la materia, o simplemente el centro de gravedad del grupo con el que decides identificarte.


El desarrollo de habilidades necesario para hacer un trabajo epistemológico es un proceso. Una primera etapa en dicho proceso es una disposición mental-cognitiva, que consite en querer auténticamente comprender de qué se trata la perspectiva contraria (o simplemente distinta) a la perspectiva que estás actualmente adoptando. Una actitud de empatía, y un deseo de querer el mundo desde esa óptica es el ejercicio requerido para comenzar.

Pese a ser el comienzo, esa sola disposición o actitud de apertura mental puede atenuar la excesiva polarización de miradas que ocurre cada vez más en el mundo. Esta voluntad de entender el punto de vista alternativo puede hacer la diferencia en si nos destruimos como especie o si pasamos al siguiente nivel.



______________

Foto portada:

Alexander Sinn on Unsplash

14 vistas0 comentarios