La Gran Decisión

Existen distintas categorías de decisiones y elecciones. El ser humano es libre. Jean Paul Sartre, el filósofo existencialista del siglo XX llegó a decir: “el ser humano está condenado a la libertad”. Esto significa que no puede escapar al hecho de que siempre está haciendo elecciones. Estas elecciones pueden ser de distinto orden, algunas superficiales y otras fundamentales.

De acuerdo con Robert Fritz, en su libro “El Camino de la menor resistencia” (The Path of Least Resistance"), uno de los mejores libros que he leído en el último tiempo, existen tres tipos de elección. Unas son las Elecciones Primarias (no son de candidatos políticos). Son acerca de los resultados que queremos generar en nuestra vida, desde una carrera, un negocio, un matrimonio, un lugar para vivir, aprender un nuevo idioma, etc. El resultado que quieres generar es una elección aún cuando no se haya alcanzado aún. Establecerlo como meta ya es una decisión.


El otro tipo se llama Elección Secundaria. Es todo aquello que da soporte a la elección primaria, por ejemplo, ahorrar dinero para la nueva carrera, o matricularte en un curso para aprender el nuevo idioma, o comprar los materiales para construir la nueva casa, o visitar lugares que podrían ser interesantes para vivir, o comenzar a ir de citas para encontrar a la pareja que buscas, etc. Son las elecciones que en conjunto te van a permitir acercarte al resultado que deseas.

Finalmente están las Elecciones Fundamentales, la cual es acerca de un estado; una modalidad del Ser; es elegir una dispocición fundamental hacia la existencia; es elegir el tipo de persona que quieres ser.

La mayoríaa de las personas hacen elecciones primarias y secundarias, pero no siempre se accede a una decisión en el nivel fundamental. Por ejemplo, muchas personas pueden tomar la decisión de que quieren bajar de peso o mejorar sus finanzas o vivir en un lugar más agradable, o encontrar una pareja o formar una familia. La decisión fundamental, en cambio, no tiene que ver con generar determinadas circunstancias, sino con quién eres. Por ejemplo, “vivir en coherencia con mi verdadero ser”, “estar saludable”, “desplegar mi potencial", “vivir una vida basada en la honestidad”, “cultivar relaciones de confianza y transparencia”, “ser la principal fuerza creativa en mi vida”, “vivir en perfecta salud”, “enfrentar cada situación como una oportunidad”, “encontrar el potencial de crecimiento en cada situación que se me presenta”, “asumir plena responsabiidad de cómo me siento”, “ser un agente de contribución en el mundo”, “vivir más allá de mi zona de confort”, “ser fiel a mis principios”, etc.

Estas son dicisiones que no dependen de las circunstancias ni del estado de ánimo, los cuales son muy variables. La decisión fundamental es SUSTENTABLE, en tanto NO depende de factores cambiantes. Incluso puede faciltar cambios de hábitos y conductas que hasta entonces no habían sido posibles en el dominio de las elecciones primarias y secundarias.

Elige quién quieres ser. Esa elección será el “norte” que ordene y oriente el resto de las decisiones.

Elige la versión de ti que quieres encarnar y mantén fija esta visión en tu mente. Gradualmente se irá haciendo realidad.


27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo