Cómo liberar la tensión del cuerpo

La mente y el cuerpo están estrechamente relacionadas. Están en una unidad funcional: lo que ocurre en el cuerpo, lo hace también en la mente, y lo que ocurre en la mente se expresa en el cuerpo. Muy importante para liberar la tensión del cuerpo es entender desde donde viene. La causa de la tensión en el cuerpo es la contracción crónica de musculatura, y esto depende en gran parte de las emociones. Si tienes miedo o rabia , hay musculaturas que se tensan, hasta que la emoción es liberada. Sin embargo, cuando una emoción no se experimenta por completo, queda un proceso inconcluso y eso se traduce en una tensión crónica acumulada.

Otro caso en como se provoca la contracción crónica es por el intento de evitar sentir una emoción, tal como la pena o rabia. En tal caso se contraerá la musculatura que está relacionada con sentir y expresar la emoción que se intenta reprimir. Esto si se repite varias veces, luego se vuelve automático y los músculos involucrados quedan en un estado de contracción (espasticidad) permanente o crónica. De esa forma, la emoción queda físicamente bloqueada, por estar obstruido el camino por donde circula naturalmente.

Todo esto engendra una reducción de la capacidad de sentir sensaciones corporales correspondientes a esas partes, emociones o impulsos. Y al mismo tiempo se perpetúa esta condición al no dirigirse la atención (awareness) a dichas sensaciones.

En pocas palabras, se reduce el flujo de energía y de sensación corporal como resultado de emociones que se intentan mantener a raya, ya sea porque resultaban intolerables y difíciles de manejar, o bien porque el medio-ambiente castigó su expresión. “Los hombres no lloran” es una frase que relfeja este condicionamiento. Los impulsos y emociones más típicamente reprimidos son la pena, la rabia y la sexualidad.

Otra posible causa es por una viviencia traumática. Trauma significa herida. La herdida de un dolor no expresado o no resuelto.


Pueden existir muchos temores y fantasías de lo catastrófico que podría suceder por soltar esa tensión que evita que se libere un impulso o una versión de ti mismo(a) que podría causar "graves consecuencias". Todo esto es sólo fantasía. En realidad dejar salir la emoción o impulso reprimido nunca es más devastador que el vivir con tensión crónica, limitado en energía vital. En definitiva, estar medio vivo / medio muerto.


Cualquiera sea la razón por la que se produce esta tensión crónica, la curación consiste en "desandar el camino". Es decir, la cura a la pérdida de consciencia es el aumento de la atención y consciencia, mediante la determinación a poner atención (o mediante el toque directo en la zona que esté siendo trabajada). La cura a la reducción de la energía es el aumento de la energía que circula, mediante la respiración circular y el movimiento. (aumento de carga)


Los tres elementos clave son la consciencia de la sensación corporal, el movimiento y la respiración conectada (que significa inhalar y exhalar sin ninguna pasa entre medio, de manera que la respiración ocurre en un continuo circular, permitiendo que la energía del organismo junto con las emociones y sensaciones que surjan, circulen sin interrupciones).


Estas prácticas se pueden hacer en variados niveles de intensidad, duración y profundidad, pero la esencia sigue siendo la misma.


He aquí un ejercicio guiado de cómo hacer una práctica de estos tres elementos de una manera que se puede hacer en casa:


• Sentado con la columma derecha comienza a respirar cada vez más profundo y SIN PAUSAS. (respiración conectada)

• Presta atención a las sensaciones corporales que experimentas , mientras continuas con la respiración circular (consciencia)

• Acompaña la respiración con movimeintos de abrirse y cerrarse, y movimientos ondulatorios como si fueras desenrrollándote.

• Mantener en todo momento atención y consciencia en las sensaciones que experimentas.



CONCLUSIÓN:

La liberación de las tensiones crónicas es un proceso que puede tomar tiempo, tal como un tratamiento dental para acomodar los dientes con frenillos toma meses e incluso años, donde se está aplicando una presión suave pero constante sobre los dientes . Lo importante es construir un hábito que tiene un efecto acumulativo en el tiempo, de manera que las capas y capas de tensión acumulada en el cuerpo vayan soltandose, también dando tiempo a la psique para integrar el aumento de energía disponible, producto de que ya no está implicada en la contractura crónica. Formar el hábito de soltar un pocd de tensión cada día puede ser más transformador que hacer una práctica extraordinaria una sola vez.



}

Photo by Priscilla Du Preez on Unsplash

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo