Los 3 Errores

En la cultura tradicional de Hawaii, cuna del método de sanación Ho’oponopono, tienen una visión de la vida centrada en lo esencial, evitando perderse en los detalles, y conservando una visión clara de lo que significa estar en armonía y balance. Esto no es un concepto etéreo, “new age”, o mera filosofía, sino que tiene aplicaciones prácticas muy directas.

Según esta tradición, todas las maneras en que podemos obrar de manera incorrecta, pueden ser de tres tipos. El obrar incorrecto se entiende como acciones que conducen a infelicidad en nosotros mismos y en los otros. No es una categoría moral, sino más bien una observación práctica, basada en el grado de paz y felicidad que deriva de una acción.

Las tres formas de equivocación, en la lengua nativa son hala, hewa, e ‘ino.

Hala” significa desviarse del camino. Esto ocurre cuando por estar distraídos o no poniendo suficiente atención. Olvidarse de tomar la medicina, dejar postergado un proyecto, olvidar una cita, o desaprovechar una oportunidad por no haberse dado cuenta de ella.

Hewa” es cuando nos sobrepasamos. Mucho de algo es hewa. Todos los excesos. Demasiados argumentos es hewa. Demasiada protección a un hijo es hewa. Demasiada vehemencia es hewa. Demasiada TV, comida, trabajo, drogas, etc.

Por último, ‘ino es la intención de hacer daño, en todas sus formas. No necesariamente es lo que hace un asesino en serie, sino cualquier forma de venganza, de devolver la ofensa a otro, “para que aprenda” es ‘ino.

Si repasas en tu mente alguna acción tuya que no te dio paz y felicidad, podrás ver que de alguna manera fue por que estabas distraído y fallaste en percatarte de lo que estaba ahí, o bien porque te excediste en algo, o bien porque obraste desde la intención de provocar dolor en cualquiera de sus formas. Si no resulta claro y no lo ves, toma esto como un ejercicio para aplicar durante los días y semanas, en diversas situaciones, y especialmente cada vez que no te sientes de todo bien. Puedes preguntarte si estás en uno o más de estos tres errores. NO con la finalidad de culparte y condenarte a ti mismo, lo que sería una forma de Hewa (exceso). La meta es mirar hacia dentro, darse cuenta y amablemente elegir algo distinto.

Este ejercicio por sí solo tiene el poder de ayudarte a salir de la mentalidad de víctima y tomar responsabilidad de tu estado mental-emocional. Eres 100% responsable de como te sientes.

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo